Anticaídas

Equipos anticaídas para trabajos verticales: arneses, sistemas anticaídas, conectores, elementos de amarre, líneas de vida y dispositivos retráctiles. Todos nuestros equipos anticaídas están certificados, cumpliendo las exigentes normativas de la UE para trabajos verticales.

Hay 126 productos.

Mostrando 1-55 de 126 artículo(s)

Filtros activos

¿Qué es un sistema anticaídas?

Se trata de un EPI (equipo de protección individual) diseñado para proteger al trabajador ante el riesgo de una caída en altura. Su finalidad es evitar las consecuencias derivadas de este tipo de accidentes y están preparados para reducir la distancia de caída mínima, ejercer la fuerza de frenado adecuada para evitar lesiones corporales, manejar una postura del trabajador adecuada después del frenado y más.

Existen algunos tipos de elementos que, si bien entran en la categoría "Anticaídas", precisan de un elemento adicional y no son válidos por si mismos para proteger al trabajador. Un ejemplo de ello son los cinturones de posicionamiento.


¿Qué elementos conforman el sistema anticaídas?

Cuando se trabaja a más de 1,8 m de suelo, la normativa actual que rige el uso de un sistema personal de detención de caídas obliga a usarlos. Los anticaídas se componen de cuatro componentes: Los anclajes, las línea de anclaje, arneses y líneas de vida.


Clasificación de las categorías de los EPIS Anticaídas

Existen tres categorías de EPIS para catalogar los equipos anticaída:

  • Categoría I: Estos son equipos que se han desarrollado con prestaciones sencillas de diseño y son fáciles de discernir por parte del usuario para valorar sin ningún tercero la eficacia del equipo frente a riesgos mínimos, y cuyos efectos pueden ser percibidos a tiempo y sin peligro por el trabajador.
  • Categoría II: A diferencia de los equipos de categoría I, este tipo de EPIS están destinados a proteger contra riesgos de grado medio o elevado, pero que no preveen mortales o irreversibles.
  • Categoría III: Estos EPIS protegen contra riesgos que pueden conllevar consecuencias mortales o irreversibles en un muy alto grado. A diferencia de los EPIS de Categoría I y II, estos cuentan con un diseño complejo destinado a proteger de todo peligro mortal o que puedan dañar de forma grave e irreversible la salud. Este tipo de equipos deben llevar siempre una declaración de conformidad CE facilitada por el fabricante y homologada por un organismo certificado.